jueves, 18 de septiembre de 2014

1er Encuentro de Revistas Culturales Independientes en UNGS

9:56 p. m. Posted by DC 1 comment
Independiente se hace

tl;dr: El encuentro se hizo en la Uiversidad Nacional de General Sarmiento, vinieron de todos lados de Buenos Aires. Tocaron la Huarmicita y los Hoy No Se Fía. Hablamos con Antonio González.


Por: Luis Segovia.




Como en DiscoCuadrado no me pagan tengo que hacer otras cosas para bancar mi subsistencia, entre ellas hacer fletes. El viernes tocaba ir a Josepá a buscar unos parlantes para el encuentro de revistas culturales independientes que se hacía en UNGS. Pasé por la casa de Antonio González uno de los organizadores y, mientras llevaba las cosas, le hice una entrevista. Él no sabía que iba a ser una entrevista.


El viaje era corto, la 8 estaba un poco densa o yo estaba hipersensible, Antonio arranca a contarme como surge la idea: 

“La idea la tiró Luján, editora de sección de Maten al Mensajero, compañera con la que nos cruzamos en marchas docentes a principio de año - se refiere a Luján Tilli- La idea era bastante simple: ella conocía a los editores de un par de revistas y quería darlas a conocer”

Luego me relata que él contaba con el apoyo de la Agrupación José Martí, en la que milita. La cuestión era contactar a más gente.

“El camino pronto se allanaría con la participación de Perla y Jimena (por la Martí), Lucas (del Bloque Sindical de Base), Luis (de Meta) y Marina (de Tendé). Toda gente querida y conocida, con la que comparto varios ámbitos.” 

Parece que para hacer cosas hay que juntarse, hay que laburar, que bardo. 

“Después de varias reuniones, el evento tomó su complejidad final: una feria de revistas en el campus de la UNGS, una charla-debate y dos números musicales. En el medio, hubo repartición de tareas, mails cruzados, contactos con gente por conocer, llamadas y gasoil invertido”. 

González relata como “aparecieron” Huarmicita, el conjunto de Nora y la Agrupación Hoy No Se Fía. La gente se suma, medio como en Campo de sueños, si lo construyes vendrán… 

“un docente de la UNGS (Eduardo Muslip) aceptó oficiar de coordinador de una charla que terminamos haciendo al aire libre”.

La charla estuvo buena, los locos de Maten, la bombona de Velocirraptors, los lindos de ArteZeta, la potencia del flaco de Andén, la descontractura del de NAN y la “otra cualidad combativa copada” de la editora de Mascaró. Toda gente de palos y situaciones muy distintas, pero con coincidencias importantes, por ejemplo, en que la fuerza que moviliza el desarrollo de un proyecto no es económica, no es explicable, es sin duda reconocible, como lo describió el de Andén “es erótica, uno tiene ganas de cogerse a las letras”. Remitir a la pasión, a la necesidad de salir a contar algo que no se cuenta, o que se cuenta como el orto en los medios más establecidos, más monopólicos, más tiránicos. En el fondo es un acto de resistencia, de quijotismo, de revolución, de amor. Los títulos, mejor dicho las personas que compartían eran super diferentes, tocaban literatura, política, música, algunos son millonarios, o al menos pueden costear la perdida de las revistas, otros ven en ese rojo que marca el déficit la inevitable muerte.


Ese fue el otro eje, qué mierda se está haciendo para que las revistas culturales independientes, en tanto elementos de generación de contrahegemonía, en tanto piezas de amor, en tanto medios de comunicación con una innegable función social alentable, no desaparezcan. Y la respuesta es media chota. En 2013 Arecia, la orga que nuclea más de trescientas revistas, logra que se presente una ley en el congreso para fomentar y proteger estas producciones. Todos felices. En 2014 el Proyecto de Ley sigue teniendo estado parlamentario, onda se puede votar y/o debatir, pero está cajoneada, y bueno, hay que militarla como hicieron los gordos de Cuestión de peso. El tema, es que esta Ley afecta intereses, intereses de gente poderosa, a diferencia de la ley de gordos, que no jode a nadie, porque todos quieren gordos felices o nadie quiere gordos.
También se hizo mención a la baja del IVA que tuvieron las revistas hace un mes, pero fue descripta como “un poco de aire, ayuda, pero no alcanza”.

González relata el valor del encuentro:

“conocimos editores de revistas que venían de Capital, Merlo y La Plata especialmente. Conocer propuestas disímiles como los de las revistas Nan, Velociraptors (muy interesante, por cierto), Con Letras se vive, Mascaró, Comux, entre otras, lo más importante fue que contamos con la presencia de gente que se acercó por interés y curiosidad”

Antonio escribe, también, y reflexiona:

“La lectura, la escritura, son actos solitarios. Hay mucho de autocontemplación, de culto al placer del texto por el texto mismo. Se cultivan las palabras por que sí. Por un lado, el lector y/o escritor vive, sufre, se equivoca, llora, escribe. Por el otro, imprenteros, papeleros, distribuidores y editores trabajan para que ese acto (principalmente egoísta) tenga lugar.” 

Está enamorado del héroe colectivo:

”la mayoría de las revistas tienen varios autores. Es decir, en su origen se logra vencer el individualismo productor. Para escribir una revista hay que armar un temario, hay discusiones de por medio, hay distintas visiones del mundo que entran en colisión. En segundo lugar, las revistas culturales (en particular) cumplen una misión pedagógica, servicial pero nunca desinteresada: las revistas culturales difunden todo el espectro de actividades artísticas y/ científicas que existen. Este punto es lo que las hace una herramienta y un bastión: cientos de revistas surgen y desaparecen todos los años, pero la vocación de compartir siempre existe”.

Fui con Eli, mi hermana; se compró todo la pendeja, yo le decía “no les comprés, esperemos que se distraigan y los choriamos” pero no hubo caso, hablabas con los que hacían las revistas un rato y ya te generaba culpa choriarlos, laburantes, soñadores, apasionados del papel impreso, de la ciencia, el arte, la política, la militancia, la gente, incomprensible amor a la gente.
Yo me compré una revista fotocopiada que hace una semana cargo en el bolsillo de la campera “Fetiche Voodo”, me copa, tiene el estilo y espíritu punk que no entiendo como no domina el universo.

La charla estuvo buena, pero le falto que hable Marina, de Tendé, ella está en cierta forma capitaneando uno de los fenómenos más locos que se viven en el conurbano norte, una revista de arte, entendido como producción artística, que moviliza por si sola (no por arte de magia, con laburo, ganas infinitas, etc) festivales musicales, artísticos y de pan relleno (que dicho sea de paso, no hubo en el encuentro) en los festi tendé. Desaprovecharon, o ponderaron como el orto esa experiencia particular tan particular y esperemos reproducible.

Antonio estaba hasta las manos de cosas: “traer y llevar tablones y caballetes, sillas, mesas, luces, ir y venir en camioneta”. Fui testigo privilegiado del back, en mi rol de conductor, el teléfono no paraba de sonar, los “se hace tarde, donde estan” eran constantes, sentía la culpa y tenía que mantener la calma, la camio no sube más de cincuenta.

Pero al final salió todo bien. Como señaló Antonio:

“disfrutar de lo que se produce y no se maneja, disfrutar del plural necesario, frente tanta lectura solitaria. Para mí, el 12 de septiembre tuve la oportunidad realizar algo que no se puede disfrutar en soledad.”

1 comentario:

  1. It has an opening on the bottom where the pellets are introduced to the threads of the reciprocating screw inside the barrel. Applying heat to soften and homogenize the plastic pellets earlier than injecting them into the mold. The stationary platen holds the entrance mold half and homes the nozzle of the injection unit, which Bike Helmet is instantly aligned with the entrance mold half. The movable platen moves the rear mold half by sliding on the tie bar during the opening and shutting of the mold.

    ResponderBorrar

Dejanos tu comentario...