viernes, 17 de agosto de 2012

Miércoles Viscerales

12:20 a. m. Posted by DC No comments
Al fin y nuevamente nos volvemos a encontrar con nuestro Viejo de Asfalto, casi con vergüenza nos confía que la falta de contacto estuvo aparejada a una falta de motivación por plasmar siquiera una letra. Solo, se dio cuenta de lo que podría ser tomado como una contradicción; esa misma falta de ideas era razón suficiente.
Sin mas, el resultado hecho relato.

Texto Sexto:




     "Es interesante el fenómeno en el que se dan batalla el cerebro y el espíritu, ambos sin arma alguna. Se observan el uno al otro, desnudos frente a frente y me entregan a un letargo tan apacible como frustrante. Mientras mas caminan las agujas, y mas me quedo sentado ante la figura poco romántica de un teclado, un mouse y un cigarrillo, estos dos enemigos que suelen pujar constantemente por dominar las razones de mis movimientos, mas se ponen de acuerdo en loa de una quietud enfermiza.
      Tantas veces en conflicto, ahora me atan la mano a la espalda. Debo reconocer que no les deje alternativa, el contexto no fue propicio. Los confine a un ostracismo de difícil resolución.
      Entre los aromas a olvido de una mujer, y el áspero whiskey de lo venidero, deje reposar mi voluntad y los días pasaron; pasaron, sin que nada pase realmente.
      Agitando las aguas, tratando de despabilar los sentidos, esperando encontrar un poco de ese fondo obscuro, encontré una hoja, vacía, sucia. Y mientras se reía de mi acudí al encuentro del síndrome de la hoja en blanco y el de la letra al aire. La interacción conflictiva devenida en apacible sopor, y por directa relación, mi furia.
      Mientras me transformo en narrador desahuciado de una aburrida historia, mientras anhelo odio en la sangre, voluntad en el espíritu o aunque sea romanticismo en la estética, mientras espero razón de escritura, descubro la angustia, y con ella, que no sin sentido se repiten las agujas. Este estado también genera forma, también modifica estructuras; y con ellas se reanuda  el ansia de movimiento."

El de pantalones rayados, y así también esta su razón.

0 comentarios:

Publicar un comentario

Dejanos tu comentario...