domingo, 1 de diciembre de 2013

Pugliese, Pugliese, Pugliese

10:30 a.m. Posted by DC 2 comments
“Protégenos de todo aquel que no escucha. Ampáranos de la mufa de los que insisten con la patita de pollo nacional. Ayúdanos a entrar en la armonía e ilumínanos para que no sea la desgracia la única acción cooperativa. Llévanos con tu misterio hacia una pasión que noS parta los huesos y no nos deje en silencio mirando un bandoneón sobre una silla”.

Osvaldo Pugliese (Buenos Aires, 2 de diciembre de 1905 – 25 de julio de 1995)




Entre miles de artistas yetas, el ambiente artístico argentino sólo reconoce unánimente a un santo: Osvaldo Pugliese. El famoso tanguero es toda una salvaguarda para los artistas. Ya en vida era considerado un amuleto de buena suerte y él lo sabía: se llamaba a sí mismo 'la medallita del pueblo'. 

Cuando León Gieco dice 'siempre mencionamos a Pugliese' en ese pastiche de canción que es 'Los Salieris de Charly', hace referencia a esta cábala. No hay camarín que no tenga una foto de Pugliese. 

Hay muchos relatos de pequeños milagros que se le adjudican: que vuelva la luz en medio de un apagón en pleno concierto, que aparezca un instrumento perdido con sólo pronunciar el nombre del santo, o que se solucionen problemas informáticos (el técnico en grabación Sergio Paoletti afirma que cuando una máquina de su estudio se colgó y amenazó formatear todo el material, lo solucionó renombrando todos los archivos como Pugliese). Hay que pronunciar el nombre del santo antes de empezar un espectáculo, en vez del vulgar merde, merde, merde. 

Un comienzo posible, hace muchos años antes de un recital de charly garcía, una seguidilla de problemas al filo del show complicaban el sonido. Eso hasta que probaron el quipo con un disco de pugliese. Santo remedio. Con algunas variaciones, pero siempre aludiendo al rock, así habría despuntado la leyenda de ‘’pugliese talismán’’. 

Esta fue la primera estampita de SAN PUGLIESE difundida el en III festival de tango porteño. 


Fuente del texto




2 comentarios:

Dejanos tu comentario...