sábado, 16 de noviembre de 2013

Miercoles Viscerales (de sabado)

3:47 p.m. Posted by DC 2 comments

Texto XVII


Amanecí y en el cielo había nubes
Amanecí y vendieron mi libertad
Reconocí los colores del encierro
Albedrío cortado a la mitad


En el claustro las hojas no caen
¿Dónde va la voz oí que ladrar?
Aquí ya no floto, las cosas no vuelven
¿Dónde está el que no para de llorar?

En el abismo de tus curvas y mis sienes
Encontré la razón para escapar
Y en el correr de las horas meditando
Me abrí paso entre la moral

Amanecí de nuevo, no de repente
Lento pasaje en soledad
La creencia me encierra en jaulas
La incredulidad me deja volar

La tormenta me reveló el arcoíris
Oro al que no he de llegar
Al camino llevo mi pala
Para romperlo y volver a empezar


El de pantalones rayados, y asi también está su razón

2 comentarios:

  1. Reconocí los colores del encierro
    albedrío cortado a la mitad.

    Amanecí de nuevo,no de repente...

    Que bello!!

    ResponderEliminar

Dejanos tu comentario...